OPOSICIÓN ENFERMERIA SERVICIO ANDALUZ DE SALUD

– CONCURSO OPOSICIÓN-

 

Requisitos de los aspirantes:

  • Tener cumplidos 18 años y no exceder de la edad de jubilación forzosa.
  • Poseer la nacionalidad española.
  • Estar en posesión de: Diplomatura Universitaria en Enfermería

EJERCICIOS DE LA OPOSICIÓN:

El sistema selectivo para ingresar en la categoría convocada será el de concurso-oposición y, en consecuencia, constará de dos fases: FASE DE OPOSICIÓN y fase de concurso de méritos.

FASE DE OPOSICIÓN:

La puntuación máxima de esta fase serán 100 puntos. Tendrá carácter eliminatorio y consistirá en la realización de las siguientes pruebas:

a) Cuestionario técnico de 100 preguntas tipo test- más 3 de reserva- con 4 respuestas alternativas.

El contenido de dicho ejercicio se ajustará al programa de materias aprobado por Resolución de 11 de agosto de 2014 (BOJA núm. 161, de 20 de agosto) y Resolución de 25 de agosto de 2014 de corrección de errores (BOJA núm. 169 de 1 de septiembre) ambas de la Dirección General de Profesionales del Servicio Andaluz de Salud.

Cada respuesta correcta se valorará con 0,5 puntos. La puntuación máxima posible será de 50 puntos.

b) Cuestionario práctico de 50 preguntas tipo test con 4 respuestas alternativas

Adecuado a las funciones propias de la categoría a la que se aspira y relacionado con el programa de materias citado en el apartado anterior.  Cada respuesta correcta se valorará con 1 punto. La puntuación máxima posible será de 50 puntos.

Para superar la fase de oposición, la puntuación obtenida por la persona aspirante (suma de las puntuaciones obtenidas en el cuestionario teórico y en el cuestionario práctico) habrá de alcanzar, al menos, el 60% de la puntuación resultante de la media de las 10 puntuaciones más altas logradas por las personas opositoras, tras la suma de las puntuaciones obtenidas en el cuestionario teórico y en el cuestionario práctico.

Podrá superar la fase de oposición un número mayor de aspirantes al de las plazas convocadas.

Las pruebas citadas en los puntos a) y b) se realizarán el mismo día en una única sesión. El tiempo concedido para la realización de cada prueba será determinado por el Tribunal Calificador, siendo la duración total de las citadas dos pruebas, como máximo, de 4 horas.

Fase de concurso

A esta fase sólo accederán los/as aspirantes que hayan superado la fase de oposición. El concurso consistirá en la valoración, por el Tribunal correspondiente y con arreglo al baremo que se publica como Anexo II de la presente convocatoria, de los méritos que acrediten las personas aspirantes, referidos al día de la publicación de la presente Resolución en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

La puntuación máxima de esta fase será de 100 puntos, y a la misma se le sumarán los puntos obtenidos en la fase de oposición, siempre que en esta última se haya superado la puntuación mínima necesaria para aprobar, determinando de esta forma la puntuación final de cada persona aspirante y el número de aprobados/as, que no podrá ser superior al de plazas convocadas.

En ningún caso la puntuación obtenida en la fase de concurso podrá ser aplicada para superar la fase de oposición.

TEMARIO EN PDF: Temario Enfermería

 

FUNCIONES GENERALES DE ENFERMERÍA:

La enfermería abarca los cuidados, autónomos y en colaboración, que se prestan a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, y los cuidados de las personas enfermas y discapacitadas. Funciones esenciales de la enfermería son la defensa y el fomento de un entorno seguro, la investigación, la participación en la política de salud y en la gestión de pacientes y sistemas de salud, y la formación.

Entre las funciones asistenciales que desarrolla un enfermero – enfermera, podemos citar las siguientes:

Prestar cuidados integrales a la persona, familia y comunidad, mediante acciones de mantenimiento, promoción y protección de la salud, prevención de la enfermedad, asistencia y rehabilitación.

Elaborando y ejecutando el Plan de Cuidados de Enfermería en sus distintas fases: Valoración, Diagnóstico de Enfermería, Planificación y Ejecución. Colaborando con el resto del Equipo Asistencial, en especial en aquellas funciones derivadas de las prescripciones médicas. Ejecutar la terapéutica prescrita y administrar la medicación establecida.

Colaborar con el personal médico en las intervenciones quirúrgicas Preparando al paciente para intervenciones o exploraciones siguiendo los cuidados preescritos. Atendiendo en los protocolos postoperatorios Practicando las curas de las personas operadas.

Prestar los servicios de asistencia inmediata en casos de urgencia hasta la llegada del personal médico.

Observar y recoger los datos clínicos necesarios para el control de los/las pacientes.

Supervisar la preparación de la habitación y cama para la recepción del paciente y su estancia.

Vigilar la distribución de regímenes alimenticios y atender la higiene general de los/las enfermos/as.

Controlar la conservación y el buen estado del material sanitario, instrumental y aparatos clínicos.

Entre las funciones docentes que desarrolla un enfermero – enfermera, podemos citar las siguientes:

Establecer acciones encaminadas a la promoción de la salud.

Realizando un conjunto de acciones de creación de programas de formación comunitarios para lograr la mejora de las condiciones de salud de la comunidad.

Realizando un conjunto de actividades, con la población sana, para los diversos aspectos de la normalidad del movimiento, a través de la disminución de la susceptibilidad o exposición a factores de riesgo o a la modificación del proceso de evolución y así prevenir las complicaciones y alteraciones del movimiento. 4- ocupaciones material de orientación profesional enfermero – enfermera.

Diseñar, planificar y participar en programas de educación continua para el personal de enfermería y otros profesionales de la salud.

Planificar ejecutar y controlar el proceso de enseñanza-aprendizaje en la formación del personal de Enfermería.

Asesorar en materia de planificación educacional en los ámbitos de su competencia.

Desempeñar funciones directivas y docentes en escuelas universitarias.

Coordinar cursos, estancias, pasantías, diplomados y maestrías tanto nacionales como internacionales.

Entre las funciones Investigadoras que desarrolla un enfermero – enfermera, podemos citar las siguientes:

Desarrollar estudios de investigación que permitan conocer nuevas técnicas o aplicaciones de las ya existentes.

Realizando estudios que faciliten la mejora y la ampliación de las bases teóricas y prácticas para el desempeño.

Profundizando en los datos que se poseen para realizar estudios epidemiológicos, sociales y tecnológicos que promuevan la eficiencia y la mejora de los servicios prestados a la comunidad.

Divulgar y aplicar los resultados de las investigaciones a fin de contribuir a mejorar la atención de salud, la atención de enfermería y el desarrollo profesional.

Coordinar, controlar y participar en la ejecución de ensayos clínicos.

Participar en la ejecución de ensayos clínicos.

 Entorno

Las características que definen el sector Sanitario son similares a las del sector servicios. El desarrollo de las actividades propias del sector da respuesta a la necesidad de asistencia en materia de salud a la sociedad en general y a determinados colectivos específicos, a través de actividades productos o servicios en cierto sentido intangibles.

En función del tipo de organismos que prestan dichos servicios, el sector Sanitario se puede dividir en:

Sector Público, cuando el servicio es prestado por centros financiados con capital público.

Sector Privado, cuando es el usuario el que asume el coste de los servicios que se le prestan.

En nuestro país, y en el ámbito del sector público, el Sistema Nacional de Salud establece una serie de prestaciones sanitarias básicas y, por tanto, garantizadas en todo el territorio del Estado:

Atención primaria: Es la asistencia prestada por Médicos generales, Pediatras y personal de enfermería en los Centros de Salud y Consultorios. Aquí se encuadran los servicios de apoyo a estos profesionales: salud mental, fisioterapia, salud bucodental para algunos tratamientos, unidades de planificación familiar, y otros…, integrados por personal con la formación específica que se requiere para el desarrollo de sus funciones.

Atención especializada: Es la asistencia prestada por los Médicos especialistas en los Centros de Especialidades y en los hospitales, en la totalidad de las especialidades médicas y quirúrgicas legalmente reconocidas. Son los Médicos de Atención Primaria quienes valoran habitualmente la necesidad de dicha asistencia especializada, en aquellos casos en que la complejidad diagnóstica o terapéutica de una patología así lo requiere. material de orientación profesional ocupaciones – 5 enfermero – enfermera

Prestación farmacéutica: Esta prestación comprende la dispensación de productos, los efectos y accesorios, las fórmulas magistrales, etc.

Prestaciones complementarias: Las prestaciones complementarias son aquellas que suponen un elemento adicional y necesario para la consecución de una asistencia completa y adecuada. Son prestaciones complementarias la ortoprotésica, el transporte sanitario, la dietoterapia y la oxigenoterapia a domicilio.

Servicios de Información y Documentación Sanitaria: Son servicios relacionados con información y tratamiento de documentación de los pacientes.

Actualmente, las tendencias sociales en que se desarrolla el sector Sanitario en España son: la disminución de la fecundidad, el aumento de la esperanza de vida, un crecimiento en términos absolutos y relativos de las personas mayores de 65 años y un asentamiento cada vez más urbano de la población. Todo esto va a determinar el tipo de servicios a priorizar y desarrollar en el futuro de entre todos los existentes.

Un hito importante enmarcado en las políticas sociales pero que tiene que ver con la actividad sanitaria es la aprobación de la ley de la dependencia, que incrementará la demanda de aquellos profesionales de la rama sanitaria más directamente implicados con el cuidado de los dependientes, y en la ejecución de las labores recogidas en la citada ley. Los profesionales de la salud son los encargados de determinar, respecto de unos baremos aprobados en el propio texto de la ley, los niveles de dependencia que dan derecho a las prestaciones.

Andalucía tiene traspasadas las competencias en materia de salud. La prestación de servicios sanitarios en nuestra región se realiza tanto desde la actuación privada como desde la pública o privada–concertada, siendo mayoritaria la oferta de plazas hospitalarias del sector público frente a las del sector privado.

La Sanidad posee una significativa importancia en el marco de las políticas autonómicas. El sector Sanitario tiene también una especial relevancia en el ámbito de las políticas sociales, por su incidencia directa en la salud de los ciudadanos andaluces.

La colaboración y cooperación entre la esfera pública y la privada constituyen las premisas que están presidiendo las relaciones en el ámbito sanitario andaluz, en orden a mejorar la calidad del mismo. En los próximos años, el desarrollo de las prestaciones sanitarias en nuestra región se centrará en la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y el diagnóstico precoz.

Estos factores están asociados a la atenuación de los efectos de estilos de vida no saludables y a la disminución de las influencias nocivas de determinados factores sociales y medioambientales, los cuales son fundamentales a la hora de establecer unos servicios sanitarios eficientes.

Por otra parte, se persigue el incremento de la calidad de vida de los ciudadanos a través del establecimiento de acciones de educación para la salud, la potenciación de los servicios de atención primaria, el establecimiento de programas de teleasistencia y de atención domiciliaria, los programas de actuación interdisciplinar, y la potenciación de servicios de atención en urgencias y cuidados paliativos.

Centrándonos en la ocupación Enfermero – Enfermera, en España, por definición, las personas que desarrollan dicha ocupación son profesionales, y están capacitados para realizar las cinco funciones definidas en la Enfermería: asistencial, social-comunitaria, investigadora, docente y administrativa. Existe la figura del llamado supervisor – supervisora de enfermería, cuya función específica es supervisar el trabajo de todas las personas profesionales que existen en la unidad a su cargo. También existe otra categoría de profesionales dentro de la enfermería: las auxiliares de enfermería o enfermeras auxiliares, especialidad no universitaria cuya función, delegada por la enfermera, está centrada en los cuidados más básicos

El Enfermero – Enfermera puede desarrollar su labor en Hospitales y centros de salud tanto públicos como privados, mutuas de accidentes de trabajo o de tráfico, centros geriátricos, centros deportivos, atención domiciliaria, etc.

FORMACIÓN ESPECÍFICA:

Formación altamente especializada que proporciona conocimientos y habilidades vinculadas directamente al desempeño profesional. Para esta ocupación la Formación específica a cursar es la siguiente:

Con respecto a esta ocupación el Real Decreto 450/2005, de 22 de abril de especialidades de Enfermería, estableció las siguientes especialidades:

Enfermería Obstétrica-Ginecológica (Matrona).

Enfermería de Salud Mental. Enfermería Geriátrica.

Enfermería del Trabajo.

Enfermería de Cuidados Médico-Quirúrgicos.

Enfermería Familiar y Comunitaria.

Enfermería Pediátrica.

El acceso a la formación de especialistas se realizará mediante una prueba “anual, única y simultanea de carácter estatal” para todos las especialidades. El sistema de formación es el de residencia, cuyo programa, objetivos y competencias profesionales a adquirir serán elaborados por la Comisión Nacional correspondiente.